SALINAS DE ARAYA

Produce sal a cántaros

Araya cuenta con una laguna natural que produce sal a cántaros llamada Laguna Madre, también con varias lagunas artificiales que construyó la industria salinera para incrementar la producción de sal.


¿Te gustaría visitar la Península de Araya?

Sobre la salina

Araya cuenta con una laguna natural que produce sal a cántaros llamada Laguna Madre.
Alejandro De Humboldt decía en su obra Viaje a las regiones Equinocciales del Nuevo Continente: “Es maravilla que una salina que antes había excitado la competencia de los ingleses, los holandeses y otras potencias marítimas, no haya provocado el establecimiento de una aldea o una granja. Apenas se ven en el cabo de la punta de Araya algunas pobres cabañas de indios pescadores”. (Nota al Pie) Traducción de Lisandro Alvarado. Monte Ávila Editores 1991. Caracas, Venezuela. Tomo I. pp. 429.

Las salinas de Araya fueron descubiertas para los europeos por Per Alonso Niño y Cristóbal Guerra en 1499, durante muchos años la explotaron los bucaneros holandeses, ante la mirada indiferente de los gobernadores de la Nueva Andalucía, hasta que en 1622 se inició la construcción de la fortaleza de Araya, que vino a ser la más poderosa unidad militar de su tiempo.

La salina de Araya fue visitada y descrita por Diego Suárez de Amaya, gobernador de la provincia de Nueva Andalucía en 1603, así: “La dicha salina esta a dos leguas de aquí en esta mi jurisdicción, y diez y siete del puerto de Margarita; tiene de largo una buena legua, y está prolongada del Nordeste al Sudeste, y por lo más ancho tendrá de quinientos a seiscientos pasos. Es tan abundante, y crece la sal con tanta fertilidad que, si pasado un mes de haber cargado trescientos navíos volviesen otros tantos a cargar de la misma parte de donde cargaron los primeros, hallaran tan crecida la sal como si nunca se hubiere tocado en ella, que a esta cuanta puede carga gran número de navíos…”

Ya en 1574, el español Antonio Barbudo decía que la sal de Araya podía surtir a “todas las Indias”.

Entre 1596 y 1605, Araya fue gobernada y explotada por Daniel de Mugerol, y los holandeses; de Mugerol aun se tejen leyendas en Araya. Este era un holandés considerado por don Luis de Fajardo como un “Corsario flamenco”. Fue ajusticiado con otros más.

En efecto los holandeses invadieron Araya y se apoderaron de la salina, se metieron en el mal negocio de la explotación clandestina de la sal, de la cual dependía su negocio de conservación y exportación de alimentos. En 1623 hubo una incursión de los holandeses, con 43 navíos y fueron derrotados por las fuerzas combinadas de Cumaná y la flota Real.

A partir del siglo XIX las salinas fueron explotadas por particulares hasta que en 1872 el general Eusebio Acosta hizo entrega de ellas al Estado. La iglesia actual fue construida en 1893. En 1913, Eleazar López Contreras fue Administrador de las salinas. El castillo fue declarado monumento histórico nacional en 1960.

En 1968 el Ejecutivo Nacional decide transferir la administración de las salinas, que ejercía a través del Ministerio de Hacienda al Instituto Venezolano de Petroquímica, que a la vez creó la Empresa Nacional de Salinas C. A. ENSAL, que se encargaría de la explotación de todas las salinas de Venezuela. En 1978 pasó a ser propiedad del Fondo de Inversiones de Venezuela. Hoy las administra directamente el Estado Sucre.

La industria salinera de Araya, es un potencial de incalculable valor, podríamos admitir que ha mejorado mucho, sin embargo tenemos que aceptar que aun estamos en la fase primaria de su explotación. La sal es materia prima para la industria de polímeros, y toda la línea cloro soda.

En la actualidad, la laguna madre (nombre de la salina principal de Araya, produce sal a cántaros. El complejo cuenta también con varias lagunas artificiales que construyó la industria salinera para incrementar la producción de sal.

Las salinas tienen un característico color púrpura que se matiza de acuerdo al ángulo del sol, de la profundidad y el grosor de los paneles de sal. Para acelerar el proceso e incrementar la producción de sal, la empresa inunda las lagunas con agua de mar y la dejan evaporar hasta que se pueda recoger la sal.

PROMOCIÓN

Servicios Turísticos:

No tiene ningún tipo de servicios, es por ello que para visitarla debe ir asistido por Sucre Tours , llevamos todo lo necesario para disfrutar y pasarla bien con sus familiares y amigos.

Ubicación:

Se encuentra ubicada en la salida de Araya hacia Manicuare. Municipio Cruz Salmerón Acosta.

Cómo llegar:

Se puede llegar a esta península vía terrestre, tomando la Trocal 09 (carretera Cumaná-Carúpano), luego cruzar en Cariaco y luego tomar la carretera que conduce a Chacopata; también vía marítima, a través de “tapaítos” y otras embarcaciones que tardan tan solo 30 minutos en llegar a Manicuare desde la ciudad de Cumaná. También desde Cumaná hay ferry y otras embarcaciones que llegan directamente a la población de Araya, la travesía dura aproximadamente 1 hora.


Texto e imágenes tomadas del libro:
"Sucre, un pedacito de paraíso en el oriente venezolano (2009)"
De: Rosendo Acosta | ® Derechos Reservados
Otras Imágenes son: Autores Varios

Geolocalización:

 

+ SITIOS DE INTERÉS TURÍSTICO DE ESTE EJE Ver más

Comentarios