Santa Inés, Patrona de Cumaná

La Doncella Mártir

La virgen de Santa Inés es la patrona de Cumaná desde el 21 de Enero de 1572, fecha en que se le atribuye haber realizado el milagro de no permitir que los indios tomaran a la ciudad y los cumaneses pudieran repeler la arremetida de los aborígenes, quienes huyeron despavoridos al producirse un eclipse total de sol.


¿Te gustaría visitar la ciudad de Cumaná?

Por qué es la Patrona de Cumaná

Los indígenas en su afán de defender su territorio formaron una coalición de las tribus de los alrededores, y con más de 600 hombres atacaron la ciudad de Cumaná, en la madrugada del 21 de enero de 1572. La hazaña la iniciaron lanzando una lluvia de flechas sobre la ciudad. De pronto, empieza a producirse paulatinamente un eclipse total de sol y todo se va oscureciendo, lo que obliga a los aborígenes abandonar despavoridos el escenario de la batalla, creyendo que sus dioses estaban molestos por la acción acometida.

Los españoles, mestizos e indios adoctrinados residentes en Cumaná, quienes no tenían la suficiente capacidad para el momento de repeler la arremetida de los aborígenes, atribuyeron el fenómeno a un milagro que produjo la Santa Inés por ser ese 21 de enero su día. Desde ese entonces la venerada mártir es la Patrona de Cumaná.

Quién fue Santa Inés

Santa Inés nació en Roma, y ha sido catalogada por la iglesia católica como Patrona de la Pureza; es una de las figuras religiosas más reconocidas y populares. Esta valerosa niña de apenas trece años entrego su vida a Dios.

Santa Inés era una de las adolescentes más codiciada por los jóvenes de las familias más importantes de Roma, pues su riqueza y belleza eran anheladas por aquellos que competían por su mano. Sin embargo, Inés les contestaba a todos que había ofrecido su virginidad a un esposo celestial.

Al pasar los años fue juzgada y sentenciada a vivir en un prostíbulo, donde, milagrosamente permaneció virgen. Según las actas de su martirio, aunque fue expuesta desnuda, los cabellos le crecían de manera que tapaban su cuerpo. El único hombre que intentó abusar de ella quedó ciego, pero Inés lo curó a través de sus plegarias. Más tarde fue condenada a muerte, y, cuando iba a ser decapitada, el verdugo intentó que se retractase a lo que ella respondió: “Injuria sería para mi esposo que yo pretendiera agradar a otro. Me entregaré sólo a aquél que primero me eligió. ¿Qué esperas, verdugo? Perezca este cuerpo que puede ser amado por ojos que detesto”. Estas fueron las últimas palabras dichas por la joven mártir.

PROMOCIÓN

Promoción Turismo Sucre

Ubicación:

La Iglesia Santa Inés se halla en la Calle Sucre del Centro Histórico de Cumaná.

Cómo llegar:

Para llegar a Cumaná, se toma la Troncal 09, sentido Barcelona - Puerto La Cruz - Guanta - Cumaná. Luego se direge hasta el centro histórico (centro de la ciudad) siguiendo las señales de transito. Ver más detalles


Texto e imágenes tomadas del libro:
"Sucre, un pedacito de paraíso en el oriente venezolano (2009)"
De: Rosendo Acosta | ® Derechos Reservados
Otras Imágenes son: Autores Varios

Geolocalización:

 

+ SITIOS DE INTERÉS TURÍSTICO DE ESTE EJE Ver más

Comentarios