Museo Cruz Alejandro Quinal

Considerado el rey del bandolín

Además de excelente músico y compositor, se destacó también como artesano llegando a fabricar más de diez mil (10.000) cuatros de sonido perfecto, así como tres bandolas, violes, escarpándolas y especialmente el bandolín morocho: su obra maestra. Este nombre no es solo el de este instrumento.


¿Te gustaría visitar el Estado Sucre?

Director de TurismoSucre.com.ve: Rosendo Acosta Diseño Web: Plus58 Marketing Digital

Sobre el Museo Cruz Alejandro Quinal

El 17 de julio de 1988, bajo los auspicios de la Universidad de Oriente y el Consejo Nacional de la Cultura, se inauguró, en la que fuera su casa de habitación, un espacio para exhibir y difundir la obra de “el rey del bandolín”, Cruz Alejandro Quinal.

Cruz Alejandro fue hijo de Juan "Delvira" Montes y de Juana Quinal. Nació el 3 de mayo de 1934 en Botucal, caserío cercano a San Lorenzo, municipio Montes. Considerado el rey del bandolín, el más destacado intérprete del joropo con estribillo de la región de Cumanacoa y uno de los más brillantes de ese género oriental.

Además de excelente músico y compositor, se destacó también como artesano llegando a fabricar más de diez mil (10.000) cuatros de sonido perfecto, así como tres bandolas, violes, escarpándolas y especialmente el bandolín morocho: su obra maestra. Este nombre no es solo el de este instrumento, sino también, el del tema más importante de su inventario musical.

Cruz Alejandro Quinal muere el 17 de julio de 1987 en la población de San Lorenzo a la edad de 53 años, en el momento más productivo de su autodidacta carrera como artesano, músico y compositor de joropo y merengue oriental.

En el museo se exhibe una colección de un grupo de instrumentos musicales conocidos como “la luthería de Quinal”. Se exponen allí un violín realizado en 1974; una guitarra de 1975; una bandola, una marimbola y un tambor de 1976; un par de maracas de 1979; una escarpandela de 1980; una marimba de 1982; un bandolín de 1984; un tres y un cuatro de 1986 y su gran creación: el bandolín morocho, pieza única en su género realizada en 1976. Se trata de una mandolina con doble trastera que, al ser afinada con una diferencia de un tono entre cada diapasón, permite cambiar de tonalidad una pieza musical sin modificar la digitación de la mano izquierda.

Se exhibe también una selección de herramientas e instrumentos fabricados y adaptados por Quinal en su taller, del que salieron innumerables instrumentos musicales. Asimismo, se pueden apreciar muestras de maderas y diseños realizados con éstas, partes de instrumentos como clavijas, brazos y uñas, las etiquetas con las que identificara los instrumentos y diferentes plantillas.

La colección ofrece la oportunidad de aproximarse a la obra de este maestro lutier, cuyas manos prácticas “…persiguieron todas las astillas, quitaba, ponía, sellaba, concebía y dejaba en libertad su instrumento, no hay verdad de pueblo que no se sintiera entre las cuerdas que pulsó su puño de plata, ni hay palabras posibles para decir cómo es realmente este artesano que se le escapó a Dios un día de gloria.” (Irady B. 1991. p.4)

Información extraída del libro:
"Instituto del Patrimonio Cultural. (2000). Cuadernos del Patrimonio Cultural. Estado Sucre. Caracas - Venezuela: IPT."

PROMOCIÓN

Geolocalización del balneario:

 

Ubicada en la calle Falcón N° 45, San Lorenzo, cerca de Cumanacoa.

Cómo llegar:

Para llegar al Museo Cruz Alejandro Quinal se toma la Troncal 09, sentido Barcelona - Puerto La Cruz - Cumaná, luego tomar la via que conduce a Cumanacoa. Ver más detalles

Comentarios